¡Aceleremos las soluciones!

© Traffic Zam India

¿Cómo reducir la velocidad?

La evidencia indica que las principales soluciones para gestionar la velocidad son establecer y cumplir las leyes sobre los límites de velocidad, incorporar a la construcción o modificación de las carreteras elementos que reduzcan la velocidad, dotar a los vehículos de tecnologías adecuadas y concienciar sobre los peligros del exceso de velocidad, así como del límite real de velocidad de cada vía. Para gestionar y reducir la velocidad necesitamos vehículos seguros, carreteras seguras y personas seguras.

Personas seguras Carreteras seguras Vehículos seguros Safe Speeds

Personas seguras

Los objetivos de las campañas de gestión de la velocidad son varios. No solo sirven para que la gente conozca los peligros que conlleva la velocidad excesiva, sino también para que sepan cuáles son las sanciones a las que se pueden enfrentar si infringen las leyes relacionadas con los límites de velocidad.

Las señales, la demarcación de las carreteras y los sistemas de posicionamiento global en los vehículos, contribuyen a que los individuos conozcan los límites de velocidad apropiados establecidos para cada vía. Dichas campañas ofrecen razones prácticas para reducir la velocidad.

Más detalles

Carreteras seguras

La gestión de la velocidad debe formar parte del diseño de cualquier carretera o de toda revisión de las ya existentes. Para ello es necesario, o bien proveer de todas las características de diseño seguro que permitan velocidades más elevadas, o bien reducir la velocidad máxima de la carretera en función de las limitaciones de su diseño.

Un aspecto también importante es el establecimiento y cumplimiento de límites de velocidad apropiados para cada vía. La limitación a 30 km/h en las zonas peatonales, a 50 km/h en cruces e intersecciones y a 70 km/h en carreteras no divididas, son solo algunos ejemplos de velocidades más seguras que reducen el riesgo de muerte.

Más detalles

Vehículos seguros

No todos los automóviles se fabrican de la misma manera; unos son más seguros que otros. En caso de colisión, el nivel de seguridad que ofrece un vehículo puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte. Tenlo en cuenta a la hora de elegir un modelo.

Determinadas tecnologías de seguridad instaladas en los vehículos también te pueden ayudar a gestionar la velocidad, como el asistente de velocidad inteligente, y a evitar una colisión, como el frenado de emergencia autónomo.

Más detalles

¿Preparado para participar?

¡Comprométete!

© Embarq